Connect with us

Uncategorized

La fuerza pública es señalada como responsable de la muerte de 28 personas en las protestas de 2021, así lo afirma la ONU DD.HH. en su informe

Published

on

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia señaló que la fuerza pública sería responsable en la muerte de 28 personas, durante las protestas ocurridas en 2021.

 

«De la información recopilada y analizada por la Oficina, existen motivos razonables para afirmar que, de los 46 casos verificados, en 28 casos los presuntos perpetradores habrían sido miembros de la fuerza pública, y que, en al menos 10 de estos casos podrían estar vinculados miembros del ESMAD. En dos de los 28 casos, el presunto perpetrador habría sido un funcionario del CTI actuando por fuera de sus funciones. De los 17 casos restantes verificados, en 10 casos los presuntos perpetradores habrían sido actores no estatales, mientras que en ocho casos la Oficina no obtuvo información suficiente para identificar al presunto perpetrador», afirma el documento.

 

Las  violaciones documentadas por la Oficina se encuentran el uso innecesario o desproporcionado de la fuerza, que resultó en las privaciones arbitrarias de la vida, las violaciones a la integridad y seguridad personal, así como las detenciones arbitrarias, violencia sexual.

 

«La Oficina documentó casos de uso de armas letales por parte de la policía contra manifestantes pacíficos y transeúntes que no estaban participando de las protestas. El análisis de videos realizado por la Oficina confirmó, por ejemplo, que el 3 de mayo policías patrullaron en Siloé (Cali) armados con fusiles y habrían apuntado a manifestantes. Otros casos se detallan en la sección de Derecho a la Vida», asuegura el documento de la ONU.

 

La Oficina identificó un conjunto de situaciones, acciones y/u omisiones de agentes del Estado, en particular integrantes de la fuerza pública en el transcurso de la protesta, «incompatibles con el derecho de reunión pacífica y otros derechos humanos».

 

Dentro de la pruebas recopiladas se encontraron casos en los que las víctimas eran indígenas y afrodescendientes, periodistas y personas defensoras de derechos humanos. Como lo establece el documento revelado por La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *