Connect with us

Tecnología

Los ataques de firmware se han convertido en una «amenaza significativa» en la era del trabajo híbrido

Published

on

HP Inc. (NYSE: HPQ) publicó una investigación de HP Wolf Security, la cual muestra que los cambios en la dinámica de la fuerza laboral están creando nuevos retos para los equipos de TI en torno a la seguridad del firmware. A medida que las fuerzas de trabajo de las empresas se distribuyen cada vez más, los líderes de TI expresan que la defensa ante los ataques de firmware es más difícil que nunca. 

El cambio a los modelos de trabajo híbridos ha transformado la forma como las organizaciones gestionan la seguridad de los dispositivos de punto final, a la vez que destaca los nuevos retos de los equipos de seguridad en torno a la protección del firmware de los dispositivos. La encuesta global de HP Wolf Security, en la que participaron 1,100 líderes de TI, revela que:

                     La amenaza de los ataques de firmware es una preocupación cada vez mayor para los líderes de TI, ahora que los trabajadores híbridos se están conectando desde las redes de los hogares de manera más frecuente: Ahora que el trabajo híbrido o remoto es lo normal para muchos empleados, hay un mayor riesgo de trabajar en redes domésticas que son potencialmente inseguras. Esto significa que el nivel de amenaza generado por los ataques de firmware ha aumentado. Más de 8 de cada 10 (83%) de los líderes de TI señalaron que los ataques de firmware contra las laptops y PCs ahora constituyen una amenaza significativa, y el 76% de los tomadores de decisiones de TI determinó que los ataques de firmware contra las impresoras también presentan un riesgo similar.

                     Gestionar la seguridad de firmware se ha vuelto una tarea más compleja y requiere más tiempo en la era del trabajo híbrido, lo cual deja expuestas a las organizaciones: Más de dos tercios (67%) de los líderes de TI señalan que proteger, detectar y recuperarse de los ataques de firmware se ha vuelto más difícil y ahora se le dedica más tiempo debido al aumento del trabajo en casa. El 64% reporta la misma situación en cuanto al análisis de la seguridad de la configuración de firmware. Como resultado, al 80% de los líderes de TI les preocupa su capacidad para responder a los ataques de firmware contra los dispositivos de punto final.

El Dr. Ian Pratt, jefe global de seguridad de sistemas personales de HP, comentó: «Los ataques de firmware son muy disruptivos y mucho más difíciles de detectar o remediar que un malware típico. Por lo general requieren de una intervención experta, e incluso manual, para solucionarlos. Esto aumenta considerablemente el costo y la complejidad de la reparación, especialmente en los entornos híbridos donde los dispositivos no están in situ para que los equipos de TI puedan acceder a ellos. Cuando se tienen más dispositivos de punto final estacionados fuera de la protección de la red corporativa, también se reduce la visibilidad y aumenta la exposición a los ataques que llegan a través de redes inseguras.»

«Al mismo tiempo, estamos viendo un aumento en ataques destructivos, como el malware Viper. El año pasado, nuestro equipo de investigación vio que los atacantes realizaban un reconocimiento de las configuraciones de firmware, con la probable intención de explotar las configuraciones no seguras para convertirlas en armas con fines económicos. Una vez que un atacante ha tomado el control de la configuración de firmware, puede explotar su posición para ganar persistencia y esconderse de las soluciones anti-malware que residen en el sistema operativo. Esto les da una ventaja, permitiéndoles mantener sigilosamente la persistencia en los dispositivos de destino, para obtener acceso a la infraestructura en toda la empresa y maximizar su impacto.» agregó Pratt.

A pesar de los evidentes riesgos que los ataques de firmware constituyen para las organizaciones, la seguridad del dispositivo no siempre resulta una consideración de importancia en el proceso de compra de hardware, ya que muchas organizaciones continúan con el uso de tecnologías que no se construyeron tomando en cuenta la seguridad. Este problema se ve agravado por las nuevas tecnologías de información en la sombra, a través de la cual los empleados están comprando y conectando dispositivos fuera del ámbito de TI mientras trabajan de manera remota. El Informe Out of Mind and Out of Sight de HP Wolf Security descubrió que el 68% de los trabajadores de oficina que compraron dispositivos para apoyar el trabajo remoto reconoció que la seguridad no fue una consideración importante en su decisión de compra. Además, al 43% su nueva laptop o PC no le fue verificada ni instalada por TI o seguridad.

Boris Balacheff, tecnólogo jefe de investigación e innovación de seguridad en HP Labs, destacó: «La seguridad debe volverse parte del proceso de compra de hardware cuando se adquieren nuevos dispositivos informáticos. Las organizaciones tienen que verse en el largo plazo porque los dispositivos que compran hoy son el entorno que tendrán que gestionar y proteger el día de mañana. La seguridad de los dispositivos de última generación ofrece protección para el firmware en contra del malware y la manipulación física, con detección arriba y abajo del sistema operativo y recuperación autónoma desde el hardware hacia arriba. Sin embargo, esto sólo ayudará a abordar el problema de las organizaciones que sepan hacer las preguntas correctas cuando compren nuevos dispositivos.»

HP advierte que uno de los problemas clave que enfrentan las empresas es que muchas organizaciones todavía confían en los dispositivos legados que fueron construidos según estándares más antiguos de la industria, donde el diseño de una seguridad gestionable y la resiliencia a escala no eran objetivos en el desarrollo de hardware y firmware. Esto está dejando una brecha en la seguridad de la empresa que podría tomar años en cerrarse.

Balacheff concluyó: «Mientras los atacantes sigan invirtiendo en la capacidad para atacar y causar disrupciones en las PCs y otros dispositivos de tecnologías de operación y de IoT a nivel de firmware, las organizaciones también deberán aprender cómo supervisar la seguridad de los dispositivos de última generación y, en consecuencia, seguir actualizando los requisitos de seguridad de las adquisiciones. Esto es lo que permitirá a las organizaciones líderes adelantarse a las amenazas emergentes y proteger, detectar y remediar los ataques de firmware a escala en la era del trabajo híbrido.»

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.