Connect with us

Consumo

El valor de la innovación para la competitividad del cultivo de maíz en Colombia

Published

on

El maíz es un alimento básico en la dieta de la población colombiana.  De acuerdo con la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, FENALCE, existen alrededor de 350.000 hectáreas de cultivo de maíz en el país, de las cuales sólo 117.000 son plantaciones realizadas con biotecnología y otras 230.000 son de maíz tecnificado. Lo anterior es punto de partida a la necesidad de buscar alternativas e insumos que apalanquen la producción tecnificada, con el fin de aumentar la producción de este cultivo de forma eficaz, puesto que al cierre de 2021 se contaba con menos de 4 toneladas de maíz por hectárea. 
Para impulsar la producción de maíz en Colombia, empresas como BASF trabajan no solo para ofrecer productos químicos de alta calidad, sino también brindar la ayuda de profesionales y especialistas en el tema de cultivos para guiar a los productores a profundizar sus conocimientos en temas de cuidado tierras, tiempos de cosecha, cultivos y los productos necesarios para garantizar la calidad y el mayor rendimiento en las siembras. 
«Brindamos soluciones a los productores de maíz que los ayuden a incrementar la productividad de sus cultivos, contamos en nuestro portafolio con diferentes herbicidas, fungicidas e insecticidas que controlan una amplia gama de malezas, plagas y enfermedades en el cultivo. Sin embargo, es clave fortalecer estos insumos, por esta razón también ofrecemos innovaciones a partir del conocimiento de nuestros profesionales e innovaciones tecnológicas que son casos de éxito en otras regiones del mundo, para ayudar a los agricultores a incrementar su producción y rentabilidad».  Comenta Carlos Sepúlveda, gerente de mercadeo en BASF Soluciones para la Agricultura.  
El tizón foliar es uno de los hongos que más ataca el cultivo de maíz. En primer lugar, este hongo causa unas pequeñas manchas en las hojas que, con el tiempo, se alargan y se transforman en zonas necróticas y si la enfermedad no es eliminada a tiempo, puede ocurrir la muerte de la hoja y de la planta. Sin embargo, con las innovaciones que ofrece BASF es posible evitar o controlar y eliminar los ataques del tizón foliar y de esta forma garantizar una cosecha sana y productiva.  

«Desde BASF estamos comprometidos en buscar, crear y entregar constantemente soluciones innovadoras que contribuyan a la protección del cultivo de maíz y soluciones digitales para que busquen desarrollar el máximo potencial de este» Finaliza Sepúlveda. 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *