spot_img
16.7 C
Bogota
sábado, abril 13, 2024
spot_img

El reto de alimentar la población en constante crecimiento y la responsabilidad de preservar el planeta

La ONU estima que para el 2050 el planeta tendrá 9.8 mil millones de habitantes, lo que implicará que el mundo necesitará producir un 50 % más de alimentos para satisfacer la demanda mundial. En un mundo en constante crecimiento, garantizar la seguridad alimentaria se ha convertido en uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos. A medida que la población mundial continúa aumentando, es crucial encontrar formas de satisfacer esta demanda sin comprometer el medio ambiente y la biodiversidad. Aquí es donde la fertilización sostenible juega un papel fundamental.

 

La fertilización adecuada de los cultivos es esencial para maximizar la productividad agrícola y garantizar la seguridad alimentaria. Sin embargo, también es clave considerar el impacto ambiental de estos procesos. Es por eso que el uso de soluciones a base de nitratos se ha vuelto cada vez más importante. Estos fertilizantes emiten menos gases de efecto invernadero durante su aplicación en los campos, lo que ayuda a mitigar el cambio climático.

 

Además, la implementación de tecnologías de agricultura de precisión ha demostrado ser una herramienta valiosa para los agricultores. Estas tecnologías permiten un uso más eficiente de los nutrientes, lo que reduce el desperdicio y contribuye a mejorar la salud del suelo. Al utilizar la cantidad exacta de fertilizantes y nutrientes que las plantas necesitan, los agricultores pueden lograr cultivos más productivos y rentables, al tiempo que minimizan los impactos negativos en el medio ambiente.

 

En este sentido, “Yara se destaca como líder en nuestra industria al tomar medidas significativas para reducir las emisiones. Desde 2005, hemos logrado reducir nuestras emisiones en un 45%, y nos hemos comprometido a reducir otro 30% de nuestras emisiones en Scope 1&2 para 2030. Nuestro objetivo final es lograr la neutralidad de carbono para el año 2050” dijo Miguel Amado, director de desarrollo de negocios para la Región Andina de Yara.

 

Para alcanzar estos objetivos, hemos implementado tecnologías especiales en nuestras fábricas de producción de fertilizantes, lo que nos permite entregar al campo fertilizantes bajos en carbono. Además, estamos liderando la introducción de los fertilizantes verdes en el mundo que se obtienen a partir de fuentes renovables y reducen aún más nuestra huella de carbono.

 

En resumen, la fertilización sostenible es una pieza clave para satisfacer la demanda de alimentos en el mundo. Al incorporar soluciones a base de nitratos, implementar tecnologías de agricultura de precisión y reducir las emisiones, podemos garantizar una producción agrícola eficiente y rentable, al tiempo que preservamos el medio ambiente y la biodiversidad. Yara está liderando el camino en esta área y continuará trabajando para promover prácticas sostenibles en toda la industria agrícola.

 

Artículos Similares

Most Popular