12.7 C
Bogota
domingo, febrero 25, 2024

Liquidez, el principal reto a vencer de las MiPyme y los emprendimientos

Las micro, pequeñas y medianas empresas son un gran aporte a la economía de nuestro país. De acuerdo con cifras de Asobancaria, generan más del 83% de los empleos y aportan más del 43% al PIB nacional.

Sin embargo, el acceso al financiamiento por parte de las MiPyme es un pilar estratégico para la continuidad de este tipo de negocios en el corto plazo, pues garantiza la liquidez de su operación. En el largo plazo, la financiación también les permite a estas empresas hacer inversiones en actualizaciones tecnológicas que impulsan su competitividad y crecimiento.

Por eso, manejar el flujo de dinero que entra y sale de una empresa es una parte esencial de la planificación financiera. Sin un buen proceso de planificación, es probable que las MiPyme se encuentren en falta de liquidez, es decir, que las cuentas por pagar a proveedores son mayores al dinero en caja, o incluso las cuentas por cobrar. Si esa diferencia es muy grande, puede desembocar en la quiebra del negocio.

Además, la recuperación económica después de la pandemia ha causado mayores complicaciones. En febrero del presente año, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), la inflación llegó a 13,28%, la más elevada del presente siglo. Eso, sumado a la alza en tasas de interés, generó que sea aún más difícil para las empresas planear su gestión financiera. 

Ante este escenario, Maia Eliscovich, VP de Ualá Bis, comparte algunas recomendaciones financieras que pueden ayudar a los negocios a superar una crisis por falta de liquidez.

  1. Analizar los flujos del negocio

El primer paso para evitar la falta de liquidez es realizar una revisión de los flujos de dinero del negocio. Se puede empezar de una forma muy simple. Por un lado, entender cuáles son los ingresos que se pueden esperar cada día. Por el otro, entender qué cuentas hay que pagar y en qué fecha. Además, entender cuáles son los resultados totales del negocio: ingresos menos costos. Saber cuánta ganancia nos deja un negocio puede ayudar a hacer cambios de manera más informada.

  1. Mejorar ingresos antes que cortar costos

Se dice en las reglas de administración que conviene hacer foco primero en los ingresos, y luego en los costos. Sin ingresos, no importa cuáles son los costos. Explorar iniciativas para subir los ingresos no es fácil, pero es muy importante. Pensar en el comprador de los productos o servicios, y en sus necesidades, puede ayudar a pensar en maneras de obtener más ingresos. Tres preguntas disparadoras para hacerse son: ¿el precio es el correcto, o podría vender más con descuentos o menor precio?, ¿puedo llegar a más clientes con otros canales?, ¿puedo ofrecer productos complementarios a los actuales?

  1. Apoyarse en la tecnología

La tecnología puede ser una gran aliada para aprender a tener un mejor control de los ingresos de tu negocio. “A través de la aplicación de Ualá Bis, brindamos el acceso a una herramienta de gestión web, donde como emprendedor podrás visualizar el historial de ventas, analizar estadísticas de tu comercio, crear un catálogo de productos y generar links de pago, teniendo así mayor trazabilidad de la información para mejorar la administración de tu negocio”, afirmó la ejecutiva.

  1. Adelantar ingresos 

Una vez que sabemos que hemos hecho todo lo posible por aumentar la cantidad de ingresos, es hora de pensar en la manera más eficiente de recibirlos. Las cuentas por cobrar a futuro son ingresos que podemos optimizar. Esto puede lograrse ofreciendo a los clientes diversos métodos de pago y descuentos por pago anticipado. “En Ualá Bis entendemos la necesidad que tienen los comercios por contar con liquidez, por esta razón, nuestras soluciones de cobro acreditan de forma inmediata el dinero de las ventas en cualquier cuenta bancaria”, agregó Eliscovich

  1. Cortar y optimizar costos

A la hora de cortar costos, es importante ser eficiente. Después de identificar los costos más significativos, es útil entender qué costos tienen la posibilidad de ser menores y qué costos no.  Es recomendable identificar cuáles son los costos significativos con algún margen de negociación, y dedicar el esfuerzo a reducir esos. Optimizar el inventario también ayuda a reducir costos de capital de trabajo. Identificar los productos de mayor y menor desplazamiento, y evitar invertir en aquellos que se mantienen en inventario por más tiempo.

Allí también puede ser útil la tecnología. Quizá no es necesario tener muchas horas un local abierto, y se puede vender productos con herramientas digitales. “En Ualá Bis, tenemos una liga de pago que se puede enviar por cualquier red social,” agregó Eliscovich.

  1. Prever las estacionalidades

En la mayoría de los negocios es normal que exista uno o varios momentos en los que las ventas son bajas y en consecuencia, en los que se goce de una menor liquidez; de igual forma habrá ocasiones y fechas especiales en el año que impacten positivamente las ventas. Considerar estos picos en la planeación financiera, permitirá prepararse para afrontar los momentos más difíciles.

Artículos Similares

Most Popular