spot_img
16.7 C
Bogota
lunes, marzo 4, 2024
spot_img

La inteligencia artificial y la ciberseguridad ¿Una combinación imbatible?

La combinación de la ciencia informática y el conjunto de datos robustos para emitir respuestas cercanas a la mente humana, han dado vida a la Inteligencia Artificial. Esta ya empieza a tener injerencia en distintos sectores del desarrollo, obligando incluso a que algunas naciones y comunidades comiencen a legislar su uso responsable. Tal es el caso de la Unión Europea, que desarrolla sus propias Leyes de la Robótica.

La ciberseguridad en tiempos en los que los ciberataques crecen y se perfeccionan, es una prioridad para las empresas. IBM señala que “la inteligencia artificial (IA) está ayudando a los analistas de operaciones de seguridad (…) a anticiparse a las amenazas. La IA mejora su conocimiento para “comprender” las amenazas de seguridad cibernética y el riesgo cibernético al consumir miles de millones de artefactos de datos”.

Entre los usos beneficiosos de la Inteligencia Artificial para la seguridad informática, IBM señala el razonamiento de esta inteligencia y su capacidad de hallar amenazas de manera más rápida, analizar archivos maliciosos direcciones IP sospechosas, ataques internos, análisis de riesgo y la eliminación de amenazas.

Hay ya nociones y pruebas sobre cómo puede ser empleada la IA dentro de las empresas, que la ubican en la asistencia en tareas de búsqueda de información, generación de contenidos e informes, transferencia de estilo, opciones de autollenado e integración con redes sociales como WhatsApp. Se cree también que esta inteligencia está en capacidad de ayudar a entender riesgos cibernéticos para ayudar a las empresas a tomar acciones preventivas.

 

Es necesario que en las empresas se identifique a profundidad cuáles son las mejores prácticas en términos de ciberseguridad. Infobip a través de un estudio especializado permitió identificar el miedo al fraude como uno de los factores que más inhiben la compra digital, según el 50% de los encuestados.

Este estudio también identificó que el 44.4% de los encuestados teme registrar sus datos personales y el 41.7% afirma la falta de confianza en los medios o canales de venta en línea. 

 

Ante una mayor oferta de métodos de pago digitales, crece en igual medida el miedo al fraude. Ofrecer un método de pago que resulte seguro y conveniente, les permitirá a las empresas atraer y retener a clientes de todas las edades y particularidades demográficas. Es necesario que estás adopten nuevos y mejores sistemas de seguridad y de gestión de riesgos, así como medidas de prevención ante el fraude.

 

Para Vivian Jones, VP Infobip para LATAM, “las empresas que llevan el liderazgo son quienes se atreven a adoptar la transformación digital para innovar en la automatización de sus procesos, a razón de enaltecer la experiencia del cliente.  La oportuna transformación digital, promueve una mayor agilidad, flexibilidad y seguridad de los procesos, de extremo a extremo y en cada punto de contacto”.

 

Consignamos las mejores prácticas para procurar la seguridad en todo el proceso de compra digital.

 

  • La autenticación de dos factores (2FA): es una aliada al momento de reforzar la seguridad de los procesos, de extremo a extremo. Al autenticar o verificar identidad de sus clientes, las empresas aseguran que -en efecto- sean ellos y no otra persona quien esté efectuando compras a su nombre. 

 

  • Los datos biométricos: son otra forma segura de autenticar que la persona efectuando pagos online es verdaderamente el titular de una cuenta. Muchas apps bancarias ya cuentan con el uso de reconocimiento dactilar, en donde los clientes deben poner su huella en su teléfono inteligente para así ingresar a su cuenta de forma más segura y confiable.

 

  • Promover una política de seguridad de contraseñas para así asegurarse de que los usuarios se vean en la obligación de (re)establecer contraseñas difíciles de trasgredir.

 

  • Pedir a los clientes un número móvil y un correo electrónico dispuesto para la verificación de la identidad.

 

  • Informar a los clientes acerca de los peligros que corren al iniciar sesión haciendo uso de redes de internet públicas.

Artículos Similares

Most Popular