spot_img
12.7 C
Bogota
martes, mayo 21, 2024
spot_img

Mito vs la verdad. ¿Cuál es el impacto real de los vaporizadores en la salud y el medio ambiente?

Hoy en día, casi todos conocemos los peligros de fumar, ¡y con razón! Pero a menudo surge la pregunta de qué es mejor, fumar o vapear. Por desgracia, hay mucha información errónea sobre el vapeo. Según Andrés Ucrós Maldonado, Director de Asuntos Externos de Relx para España y América Latina: “Existe gran desinformación sobre los efectos del vapeo en la salud y en la convivencia. Es necesario un diálogo franco basado en evidencia científica para que el público entienda las verdaderas diferencias y ventajas de vapear en comparación con el cigarrillo tradicional”.

 

Se recomienda a todos los fumadores que dejen de fumar porque inhalar tabaco combustible genera muchas toxinas peligrosas. Organizaciones médicas de renombre como el Real Colegio de Médicos de Londres y estudios como el de National Academy of Sciences han concluido que los cigarrillos electrónicos son una alternativa menos perjudicial que fumar tabaco tradicional. El vapeo o cigarrillo electrónico no sólo puede ayudarte a dejar de fumar, sino que lo hace de forma menos dañina. Relx International, una empresa pionera en la investigación y producción de soluciones de vapeo de clase mundial destaca que es importante separar los hechos de los mitos a la hora de decidir si vapear o no, acá algunos:

 

  • Mito 1: Vapear es tan perjudicial como fumar

Vapear no es inofensivo, pero es mucho menos perjudicial que fumar. El Real Colegio de Médicos de Londres estima que vapear es un 95% menos nocivo que fumar, y que es una medida eficaz para dejar de fumar. “Los productos que reducen el daño, como los vapeadores, no están exentos de riesgos, pero son mucho más seguros que fumar cigarrillos tradicionales. Casi todos los daños del tabaco se deben a los miles de productos químicos tóxicos y carcinógenos (sustancias químicas que provocan cáncer) procedentes de la combustión del tabaco, la mayoría de los cuales están ausentes en las alternativas de riesgo reducido”, comenta Doctor Colin Medelsohn”, autor australiano y especialista en tratamiento a la adicción al tabaco.

Las personas que dejan completamente de fumar para vapear tienen una exposición significativamente menor a las toxinas asociadas con los riesgos de cáncer, enfermedades pulmonares, cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

Según el Real Colegio de Médicos del Reino Unido, “aunque no es posible cuantificar con precisión los riesgos para la salud a largo plazo asociados a los cigarrillos electrónicos, los datos disponibles sugieren que es poco probable que superen el 5% de los asociados a los productos del tabaco fumado, y es muy posible que sean sustancialmente inferiores a esta cifra.”

 

  • Mito 2: La nicotina es muy perjudicial para la salud

 

Aunque la nicotina es adictiva, es relativamente inocua para la salud. Son las muchas otras sustancias químicas tóxicas contenidas en el humo del tabaco las que causan casi todos los daños del tabaco. La nicotina en sí no provoca cáncer, enfermedades pulmonares, cardiopatías ni accidentes cerebrovasculares, y se ha utilizado con seguridad durante muchos años en medicamentos para ayudar a las personas a dejar de fumar, por ejemplo los parches de nicotina o los chicles.

 

  • Mito 3: El vapeo no ayuda a dejar de fumar

 

Los vaporizadores de nicotina son una de las ayudas más eficaces para dejar de fumar, según la National Health Service (NHS) del Reino Unido. Está demostrado que los vaporizadores de nicotina son más eficaces que las terapias de sustitución de nicotina, como los parches o los chicles.

 

Algunas personas encuentran que vapear les ayuda porque la acción mano-boca es como fumar, y además se obtienen sensaciones similares, como la sensación en la garganta. Es importante elegir un e-líquido con suficiente nicotina y de calidad para reducir el síndrome de abstinencia y las ganas de fumar. En una tienda especializada en vapeo podrán aconsejarle. Según estudios del (NHS) del Reino Unido, casi dos tercios de las personas que utilizan un vapeador con el apoyo de un servicio de apoyo en dejar de fumar, consiguen dejar el hábito.

 

  • Mito 4: La gente usa vapeadores con más frecuencia que cigarrillos – eso debe ser peor

 

Es normal vapear con más frecuencia que fumar, y no es más perjudicial. Cada calada de un vapeador conlleva una pequeña fracción de los riesgos de una calada de cigarrillo. Vapear es diferente de fumar en la forma en que la nicotina llega al cerebro. Al fumar, se obtiene una dosis muy rápida en el poco tiempo que se tarda en fumar un cigarrillo. Con el vapeo, por lo general, la nicotina tarda más en llegar al cerebro y es necesario vapear con más frecuencia.

 

La mayoría de las opciones de e-líquidos le ofrecen distintas concentraciones para que pueda controlar su consumo de nicotina con regularidad. Esto significa que puede reducir gradualmente su ingesta de nicotina de una manera que funcione para usted, algo que no suele ser posible con los cigarrillos de tabaco tradicional. 

 

  • Mito 5: La exposición al aerosol del vapeador es perjudicial para las personas que te rodean

 

Hasta ahora no hay pruebas de que el vapeo sea perjudicial para las personas de tu entorno. Mientras que el humo de segunda mano de los cigarrillos causa graves daños a otras personas, hasta ahora no hay pruebas de que vapear sea perjudicial para las personas de tu entorno, y es probable que los riesgos sean muy bajos. El Departamento de Química Analítica de la Universitat de València ha evidenciado que el vapeo produce tres veces menos emisiones de partículas que el humo por lo tanto contamina mucho menos el ambiente para terceros.

 

Pero, por precaución, es mejor no vapear cerca de bebés y niños si puede evitarlo. Ten siempre cuidado cuando fumes cerca de otras personas, especialmente si padecen enfermedades como el asma, ya que pueden ser más sensibles a los aerosoles.

 

El vapeo no es inocuo. Solo se recomienda a los fumadores adultos de cigarrillo tradicional, para ayudarles a dejar de fumar y mantenerse sin fumar. Relx cree que es fundamental contar con una regulación en Colombia que: prohíba la venta de vapeadores a menores de edad e implemente un plan de verificación de mayores de edad en el proceso de compra y de comercialización; que entrega información veraz, completa y clara sobre las características de estos productos que van dirigidos a adultos que son fumadores de cigarrillos tradicionales; y que exija que exista más evidencia científica sobre los vapeadores. Hay una falta de estudios científicos que muestran los efectos de utilizar vapeadores a largo plazo comparado con fumar tabaco. 

Artículos Similares

Most Popular