¿Por qué es tan importante mantener el hábito del lavado de manos?

Cada 15 de octubre la Organización Mundial de la Salud OMS, y la Organización Panamericana de la Salud OPS, se unen para concientizar a la población mundial sobre la importancia que tiene el lavado de manos con agua y jabón. A esta campaña se suma la Clínica del Occidente que, a través de diferentes actividades, promueve esta práctica con la que se disminuyen significativamente infecciones y enfermedades frecuentes.

De acuerdo con la OMS solo hasta el año 2020, a raíz de la pandemia por COVID-19, se masificó esta costumbre como una recomendación imprescindible en todos los espacios sociales. Esto permitió proteger la salud de muchas personas, salvar vidas y ahorrar cuantiosos recursos en gastos de atención de salud a nivel mundial.

El doctor Henry Emanuel Mendoza, infectólogo de la Clínica del Occidente explica: “actualmente, cuando el mundo vive una resistencia de las bacterias hacia los antibióticos y los diferentes tratamientos para combatirlas, es vital que las personas no bajen la guardia con el lavado frecuente de manos, porque esta práctica es la más eficaz y económica para prevenir enfermedades como las digestivas y las respiratorias“.

Las manos se convierten en vehículo y mecanismo de transmisión por contacto para diversos microorganismos. Por ejemplo, cuando una persona tiene gripa y tose puede lanzar al ambiente hasta 3.000 gotas de secreciones que pueden contener diversos tipos de gérmenes, que sobreviven hasta por más de 7 días en las superficies, dependiendo del material del que estén hechos y del tipo de microorganismo.

Por eso la Clínica del Occidente hace un llamado a la población para cuidar la salud de todos a través del lavado de manos especialmente antes de preparar los alimentos y de comer, después de usar el baño, estornudar y luego de entrar y salir de un lugar público.

Cómo lavarse las manos en 11 pasos:

 

  1. Mójese las manos con agua.
  2. Deposite en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir la superficie de las manos.
  3. Frótese las palmas de las manos entre sí.
  4. Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda, entrelazando los dedos y viceversa.
  5. Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados.
  6. Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.
  7. Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.
  8. Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.
  9. Enjuáguese las manos con agua.
  10. Séquese las manos con una toalla de un solo uso.
  11. Utilice la toalla para cerrar el grifo.

 

“Las manos limpias están a nuestro alcance”

Este fue el lema escogido por la OMS y la OPS para este año con el objetivo de enfatizar la importancia que tiene mantener las manos limpias como una acción fundamental para la salud personal y pública.

 

Además, las organizaciones de la salud hacen un llamado a los gobiernos para que todas las personas puedan tener el recurso y el acceso a una buena higiene de manos, en cualquier lugar y momento.

Similar Articles

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertismentspot_img

Instagram

Most Popular