spot_img
12.7 C
Bogota
martes, mayo 21, 2024
spot_img

La importancia de detectar y prevenir el ciberacoso

Nuestra sociedad sigue avanzando a pasos de gigante hacia la digitalización, y los niños están vinculados con la tecnología desde una edad muy temprana, y tienen toda la información al alcance de su mano. Si bien estas características de nuestra realidad ofrecen grandes oportunidades, también suponen grandes riesgos.

 

Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), un proveedor líder de soluciones de ciberseguridad a nivel mundial, ya señaló el aumento del ciberacoso entre los jóvenes desde el año 2018. En Estados Unidos, se ha informado de que casi la mitad de los adolescentes estadounidenses de entre 13 y 17 años han experimentado al menos uno de los seis comportamientos de ciberacoso, según Pew Research. La página web cyberbullying.org muestra que entre un 10% y un 40% de los jóvenes han sufrido ciberacoso.

 

Hay una tendencia generalizada a creer que la violencia tiene que ver con la agresión física. Pero esta no es la única forma de herir a los demás. Hoy día, agredir a alguien a través del medio digital es una de las formas más comunes de violencia. El ciberacoso tiene muchos puntos en común con el acoso presencial, ya que se trata de la extorsión repetitiva de un/a joven por una persona o un grupo de personas, haciendo que el malestar perdure en el tiempo. El factor digital añade otras características muy específicas. Nos encontramos con una extorsión que se esconde en el anonimato que ofrece la pantalla, una forma de violencia que puede perdurar aún más en el tiempo (ya que el contenido publicado en la red es complicado de eliminar por completo), una agresión de la que pueden ser partícipes muchísimas más personas, y finalmente, un acto persistente y cruel que puede generar daños psicológicos muy graves en la víctima.

 

El ciberbullying puede aparecer de distintos modos: creación de contenido falso, ciberacoso sexual (tanto difamación de fotos íntimas, como envío de contenido sexual sin autorización), recopilación de datos de una persona y divulgación de los mismos, publicación de fotos o vídeos sin consentimiento, suplantación de la identidad… Ante estas formas de violencia, Check Point Software señala medidas a tomar para protegerse:

 

        No responder a las provocaciones y bloquear a los acosadores.

        No facilitar datos personales. No compartir en la red dirección, contraseñas, números de teléfono o datos bancarios.

        Ajustes de privacidad. En las redes sociales es posible utilizar los ajustes de privacidad para que el contenido sólo lo puedan ver las personas seleccionadas.

        Guardar las pruebas. Si recibes ciberacoso, guarda esta información valiosa para después poder denunciarla correctamente.

        Pedir ayuda. Denunciar siempre la situación ante las plataformas, la escuela y las autoridades.

        Seguridad en línea. Tener unas nociones básicas de seguridad en línea es fundamental: configura contraseñas seguras y aprende cómo navegar por la red de un modo más cuidadoso.

        Educación. La educación es una clave fundamental para prevenir el ciberbullying y cualquier tipo de acoso. Enseñar a las generaciones más jóvenes a comportarse de un modo respetuoso y no franquear límites perjudiciales para con los demás es nuestra responsabilidad.

        Protección. Los padres deben estar atentos también a cómo sus hijos se relacionan con el mundo virtual. Check Point cuenta con SandBlast for Education, una versión pensada para las escuelas que permite a los profesores monitoricen el comportamiento de los estudiantes online y bloquear comentarios ofensivos.

 

La buena noticia es que países de todo el mundo se están dando cuenta de la necesidad de endurecer las penas y la normativa contra el ciberacoso. En Estados Unidos, 44 estados cuentan con sanciones penales para el ciberacoso, mientras que, a nivel internacional, algunos países como Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, India, Japón y Filipinas cuentan con leyes contra el ciberacoso. Sin embargo, con la proliferación de Internet y el crecimiento de un estilo de vida digital, se observará un aumento. Los padres, profesores y los propios alumnos pueden ayudar a reducir y detener esta tendencia.

 

“En Check Point Software, recomendamos la prevención como la mejor medida de seguridad para ayudar a los niños a tener una experiencia online segura. Uno de los puntos fundamentales para mantenerlos a salvo en el mundo virtual es la educación. Las tareas diarias impiden a los padres estar constantemente atentos a las actividades online de sus hijos, por lo que es necesario enseñarles las medidas básicas de ciberseguridad; así es como pueden evitar peligros por sí mismos”, explica Manuel Rodríguez, Gerente de Ingeniería de Seguridad para NOLA de Check Point Software.

 

“Desarrollar hábitos como no compartir información sensible con nadie, evitar abrir y descargar archivos de usuarios desconocidos y utilizar contraseñas de acceso seguras son sólo algunos ejemplos de las medidas de seguridad que los jóvenes deben aprender para mantenerse protegidos en el mundo virtual”, agrega Manuel Rodríguez.

Artículos Similares

Most Popular