spot_img
17.2 C
Bogota
lunes, marzo 4, 2024
spot_img

De casi 140.000 m² de proyectos de oficinas premium en construcción en Bogotá, se espera que el 50% se inaugure en 2024

El 2023, fue un año positivo para las oficinas de altas especificaciones en Bogotá, y el 2024 seguirá la tendencia. Así lo demuestra el estudio de mercado de Cushman & Wakefield, donde se evidencia un aumento en la demanda y una oferta de 139.143 m², que están hoy en construcción, donde se espera que el 50% de este inventario se incorpore al mercado en el 2024. Además, en los próximos diez años hay proyectados 764.013 m², demostrando el buen momento que vive este segmento.

 

En la capital colombiana, que se ha vuelto un referente de las oficinas tipo A o de altas especificaciones en el país, evidencia Cushman & Wakefield, que las empresas siguen la tendencia global del modelo híbrido de trabajo, que ha evolucionado hacia el fortalecimiento de una experiencia centrada en favorecer el relacionamiento entre personas, la mentoría y la identidad corporativa, que se ha comprobado, contribuyen de manera significativa a los procesos de crecimiento empresarial.

 

Se ve también cómo los usuarios de los espacios siguen en la búsqueda de una oferta con áreas vanguardistas y sostenibles, plantas optimizadas y amenidades para sus colaboradores, que permiten una experiencia exclusiva y adaptada a las necesidades de cada empresa.

 

Por otro lado, se ve un incremento constante en la demanda, aún con la elevación de los precios de renta, que ha sido una constante durante los últimos dos años, atribuida a la escasa oferta de espacios premium en corredores altamente demandados, así como la incorporación lenta de nuevo inventario disponible.

Claro que, según Juan Carlos Delgado, country manager de Cushman & Wakefield, el momento actual representa una destacada oportunidad para realizar inversiones estratégicas y fomentar el desarrollo corporativo, sobre todo en las oficinas Clase A, que experimentan un continuo repunte, indicando una clara tendencia de recuperación en este segmento del mercado.

 

“De hecho, la demanda de espacios con altas especificaciones está experimentando un notable crecimiento, superando la oferta disponible en la actualidad. Este desequilibrio entre la creciente demanda y la limitada disponibilidad de espacios de calidad, ofrece un escenario propicio para inversores y empresas que buscan aprovechar oportunidades en un entorno competitivo. En este contexto, la gestión inteligente de inversiones y el enfoque en el desarrollo de infraestructuras corporativas, podrían ser clave para capitalizar plenamente estas oportunidades. La atención a las tendencias del mercado y la adaptabilidad estratégica, son aspectos fundamentales para maximizar los beneficios en este entorno dinámico y en evolución”, asegura Delgado de Cushman & Wakefield.

 

El cuarto trimestre de 2023 y sus cifras

El mercado cerró 2023, con una evidente tendencia de recuperación, donde se destaca la reducción interanual de la vacancia en un 1%, alcanzando así un 10,5% en el último trimestre del año. Los corredores que tuvieron menor ratio de vacancia en el Q4 fueron Nogal Andino (2,2%), Chicó (3,0%) y Santa Bárbara (4,8%).

 

Durante los 12 meses se incorporaron al mercado aproximadamente 48.000 m² de nuevo inventario distribuido en seis edificios, lo que representó un incremento del 3%. En los tres primeros lugares se ubicaron los corredores Salitre con 636.553 m², seguido de Santa Bárbara (207.785 m²) y Noroccidente (211.722 m²).

 

“Allí es importante tener en cuenta, que de los 48.000 m² que entraron, a la fecha se ha absorbido el 53% de esta nueva oferta, destacando la entrada en operación de estos proyectos sin disponibilidad. Esto resalta la situación positiva del mercado, que continúa siendo propicia para ofrecer espacios con elevadas especificaciones en ubicaciones estratégicas, aspectos altamente valorados por los ocupantes”, asegura Junior Ruiz, Market Research Manager de Cushman & Wakefield.

 

Frente al precio de renta pedido, ha mantenido una constante de incremento, situándose en el 9% en los últimos tres años. Así, el cuarto trimestre de 2023 cerró en $74.011 COP/ m², y se augura será una constante en los próximos años. ¿La razón? Llega nueva oferta con estándares elevados y precios superiores a los del mercado actual en submercados valorizados.

 

El futuro y sus tendencias

De los casi 140.000 m², en proyectos de construcción de oficinas prime, es importante destacar que la mayoría poseen certificaciones ambientales, evidenciando el compromiso constante de este segmento con la sostenibilidad y el cumplimiento de las metas NetZero de las empresas.

 

Además, hacia futuro existen proyectados 764.013 m² con plazos de entrega entre siete y diez años, concentrándose principalmente en corredores como Salitre (36%), Centro (22%) y Noroccidente (18%).

 

“El avance en el sector de la construcción no solo dependerá de la demanda, la resistencia del sector o el comportamiento económico general, sino también de factores determinantes para su viabilidad financiera, como los costos del desarrollo y el acceso al financiamiento. Aunque la reducción de las tasas de interés por parte del Banco de la República a finales de 2023, que se situó en un 13%, respalda la intención a mediano plazo de obtener acceso a préstamos más atractivos, es crucial destacar que para potenciar aún más la inversión, es necesario un descenso más pronunciado de las tasas de interés.  Una disminución más pronunciada sería un estímulo vital para el sector, incentivando el flujo de capital y consolidando su papel como motor de expansión para la economía. Esta medida positiva no solo beneficiará al sector inmobiliario de oficinas, sino que también repercutirá de manera positiva en el mercado de bodegas y comercio.”, concluye Juan Carlos Delgado de Cushman & Wakefield.

Artículos Similares

Most Popular