spot_img
17.2 C
Bogota
lunes, marzo 4, 2024
spot_img

Ciberseguridad digital: Un desafío en el Día del Internet Seguro

El Día del Internet Seguro se celebra cada 6 de febrero con el fin de concientizar a padres y cuidadores, profesores, lideres políticos y la industria sobre la importancia de mantener un internet más seguro para todos, especialmente para niños, jóvenes y adultos mayores de todo el mundo. Compañías como Liberty Networks, proveedor líder de infraestructura y conectividad empresarial en América Latina y el Caribe, parte de Liberty Latin America (LLA), se unen al Safer Internet Day (SID), para promover contenidos positivos y confiables en línea e impulsar la capacitación de usuarios, clientes y socios de negocio en el manejo de los riesgos de la era digital.

 

El Informe de Ciberamenazas de 2023 de SonicWall revela datos impactantes durante la primera mitad del año, periodo en el que se evidenció una notable expansión en las amenazas digitales a nivel mundial. Con 332 millones de ataques de cryptojacking (un 399% más con respecto al año anterior), un aumento del 22% en ataques de amenazas cifradas a nivel global, y un asombroso incremento del 2.851% en LATAM, así como más de 77 millones de ataques de malware de IoT en todo el mundo (un aumento del 37% este año), la sofisticación y diversificación de las amenazas cibernéticas resalta la urgencia de fortalecer estrategias de ciberseguridad en todas las regiones.

 

Este contexto subraya la necesidad de abordar las amenazas digitales como una cuestión empresarial más completa. “Es importante comprender que la recuperación ante ataques cibernéticos no implica simplemente un plan de contingencia, sino una estrategia integral de sostenibilidad en el entorno digital. Esto requiere alianzas público-privadas, para ampliar la visión de la seguridad y protección atendiendo a todo tipo de personas, desde los más jóvenes hasta los adultos mayores. Este entorno es muy dinámico y cambiante, y la planificación debe ser constante, con un enfoque inclusivo y orientado hacia el bienestar general”, afirma Felipe Ruiz, vicepresidente de Seguridad de la Información, CISO, para Liberty Latin America.

 

Por esta razón y con el objetivo de salvaguardar la integridad del ecosistema digital y en línea con la misión propuesta por el SID de trabajar “Juntos por un mejor internet”, Liberty Networks presenta las siguientes recomendaciones en materia de ciberseguridad destinadas a las empresas, las cuales desempeñan un papel crucial en la lucha contra los riesgos en línea:

 

  1. Recuperación integral en el entorno digital  

La creciente determinación de los adversarios digitales subraya la importancia de comprender que la recuperación ante incidentes cibernéticos implica una estrategia de negocio que permita identificar la información crítica, gestionar vulnerabilidades, educar a colaboradores y definir planes de respuesta integrales, entre otros; que permitan enfrentar la complejidad y el dinamismo del entorno digital actual. En este sentido, una buena práctica es realizar sesiones de simulación de ataques, ejercicios de prueba, y a partir de estas experiencias diseñar guías y protocolos de manejo para los diferentes escenarios de riesgo cibernético.  

  1. Responsabilidad compartida y protección de datos  

Los modelos de responsabilidad compartida, como los que se emplean en la prestación de servicios en la nube, deben estar claramente definidos. No obstante, debe quedar claro que, independientemente del modelo, la propiedad de los datos siempre recae en su propietario, y la responsabilidad no puede ser delegada.  

Es vital hacer copias de seguridad regulares de los datos críticos y almacenarlos en ubicaciones seguras y fuera de línea. Además, realizar pruebas periódicas de recuperación de datos para garantizar la eficacia de los procesos de restauración.  

  1. Construcción de confianza digital  

Contar con las capacidades técnicas para protegerse de ataques cibernéticos es clave para la construcción de confianza en los usuarios. Por consiguiente, las empresas deben reconocer la importancia de comunicar abierta y transparentemente sobre este tipo de eventos en aras de mantener y fortalecer la confianza de sus clientes.  En sintonía con lo anterior, las organizaciones deben establecer relaciones de confianza con terceros. Esto implica la implementación de auditorías periódicas y continuas que permitan a ambas partes mejorar y fortalecer sus sistemas de seguridad, reduciendo así las posibles vulnerabilidades que los atacantes podrían explotar. Una buena práctica para este punto es establecer y hacer cumplir políticas estrictas de acceso a la red y privilegios de usuarios, limitando el acceso a información confidencial y sistemas críticos solo a aquellos empleados que lo necesiten.  

  1. Acciones clave para una ciberseguridad efectiva  

En general, es fundamental prepararse para cualquier ataque. En primer lugar, es importante educar a los empleados sobre las prácticas de seguridad cibernética. A su vez, mantener todos los sistemas operativos y software actualizados con los últimos parches de seguridad permitirá que los procesos sean más eficientes y seguros. También es útil implementar sistemas de monitoreo avanzado para detectar actividades sospechosas y comportamientos anómalos en la red, lo que puede ayudar a identificar posibles intentos de ataque.  

  1. Unirse a una visión colectiva de la ciberseguridad  

Como compañía del sector privado hay una gran responsabilidad en relación con la creación contenidos y ecosistemas digitales seguros para todo tipo de usuarios, por lo que unirse a iniciativas como la del SID, permite a las empresas empoderarse y empoderar a otros en el autocuidado digital. Es importante señalar que, en Colombia la ONG ‘Red Papaz’ en el marco de esta celebración lidera la campaña Poder Cero, su misión es educar a las familias sobre el uso responsable de la tecnología, fortaleciendo capacidades y promoviendo un entorno digital seguro en Colombia y América Latina, junto a una red de más de 800,000 personas. 

 

“En la actualidad, la ciberseguridad es un compromiso constante y necesario para salvaguardar los activos y mantener la continuidad operacional. Con un enfoque integral y acciones concretas, las empresas y las personas pueden fortalecer su resiliencia y estar mejor preparadas en el entorno digital en constante evolución”, concluye Ruiz.

Artículos Similares

Most Popular