spot_img
18.7 C
Bogota
martes, mayo 28, 2024
spot_img

El contrabando de cigarrillos se apodera del mercado colombiano

En Colombia, el comercio ilícito de cigarrillos presenta un desafío creciente. En 2023, el consumo de cigarrillos ilegales alcanzó el 35%, marcando la cifra más alta registrada desde 2015. Además, de acuerdo con el Observatorio de Registro y Control Anticontrabando (Orca) de la FND, se descubrió que en el país, en el transcurso del año anterior se confiscaron 5,5 millones de unidades de cigarrillos en cajetillas, con un valor estimado superior a los $11.500 millones.

 

Esta situación no solo afecta los ingresos fiscales y distorsiona la competencia, sino que también está estrechamente relacionada con el crimen organizado transnacional, alimentando flujos financieros ilegales y debilitando las instituciones democráticas. La amenaza para el país y la región es aún mayor con la participación de países como México, China, Camboya, Vietnam, Turquía, Corea del Sur e India, que son reconocidas como principales fuentes de procedencia de cigarrillos ilícitos.

 

En este contexto, se estableció la alianza público-privada para prevenir y combatir el comercio ilícito de productos comerciales y su relación con el crimen organizado transnacional que actualmente opera en Colombia, Ecuador y Panamá (COEPA). La alianza llevó a cabo un encuentro en Ciudad de Panamá el pasado 2 de febrero, donde se hicieron visitas a entidades estratégicas responsables de regular y controlar el comercio de productos más afectados por la ilegalidad, especialmente los cigarrillos falsificados y de contrabando que transitan por los diferentes puertos.

COEPA es liderado por el General (R) Juan Carlos Buitrago Arias, de la Policía Nacional de Colombia, quien cuenta con 33 años de experiencia y amplios conocimientos en investigación criminal, inteligencia estratégica, contrainteligencia operativa y gubernamental y autor del libro “Los Principios no se Negocian”. Durante la jornada, el General (R) resaltó que “Latinoamérica se está convirtiendo en un foco de criminalidad. Los cárteles de la droga y grupos terroristas utilizan Latinoamérica como una autopista para entregar sus productos ilegales a mercados de todo el mundo. He visto de primera mano cómo estas operaciones criminales utilizan el comercio ilícito para financiar y hacer crecer sus otras actividades ilegales, como el lavado de dinero, la corrupción y el cibercrimen. Solo en América Latina, estamos viendo aproximadamente 1,700 toneladas de cocaína producidas anualmente en Colombia. El volumen de comercio ilícito en América Latina está creando ondas de crimen en todo el mundo”.

COEPA cuenta con el apoyo de 32 organizaciones, tales como la agencia HSI del Gobierno de los Estados Unidos, el Departamento contra el Crimen Transnacional de la OEA, la Comunidad de Policías de América AMERIPOL, la Fundación para Estudios sobre Lavado de Dinero FELADE, la Universidad para la Paz de la ONU UPEACE, la Universidad Hemisferios de Ecuador y el sector privado. Además, ha desarrollado un Centro de Investigación, Monitoreo y Análisis del Comercio Ilícito (CIMA) que provee a todos los miembros con productos de investigación estratégica y operativa. La plataforma ha identificado y analizado más de 400 eventos operativos ilícitos, 80 empresas y 14 grupos criminales relacionados con estos eventos, así como también 101 personas implicadas y 29 rutas marítimas, terrestres y aéreas de comercio ilícito.

El comercio ilícito asociado al narcotráfico amenaza la seguridad nacional de Colombia. Según la FND, los departamentos con mayor ilegalidad en el consumo de cigarrillos son: La Guajira con el 91 %, Cesar con el 85 %, Sucre con el 75 %, Bolívar con el 74 % y Norte de Santander con el 74%. Alianzas como COEPA, lideradas por la acción conjunta de sectores público y privado, son fundamentales para combatir este flagelo y proteger la salud pública, fortalecer la integridad económica y legal, y desmantelar las redes del crimen organizado que se benefician de esta actividad ilegal.

“Estamos muy orgullosos de apoyar este programa que se enfoca en combatir el problema de los cigarrillos ilícitos. Estos representan un grave perjuicio para la sociedad, tanto por la pérdida y evasión fiscal que conllevan, como por su contribución significativa al aumento dramático de la inseguridad y el crimen. Por ello, hemos decidido colaborar a nivel mundial y, en particular, en regiones con historial de contrabando, como Europa del Este, Europa del Sur, y en Panamá, Colombia y Ecuador. Nuestro objetivo es replicar en esta región los resultados obtenidos en otros países, como Grecia e Italia, donde los niveles de tráfico de cigarrillos son históricamente bajos” resaltó Gregoire Verdeaux, Vicepresidente Senior de Phillip Morris International (SVP PMI).

Es necesario tomar medidas serias para mitigar este problema con enfoques en prevención y desarticulación. COEPA seguirá integrando esfuerzos en capacitación, comunicación, concienciación pública e intercambio de información a través de la plataforma CIMA. Esta alianza, que cobra cada vez más fuerza, busca también expandirse al triángulo del norte, que incluye a México, Belice, Guatemala, Honduras y Salvador, y al triángulo del sur, en países como Brasil, Argentina, Chile y Paraguay, fortaleciendo la cooperación público-privada, la capacidad institucional, las operaciones de decomiso sin precedentes principalmente en cigarrillos ilícitos y el desarrollo de investigaciones judiciales regionales para desmantelar estructuras criminales regionales.

Artículos Similares

Most Popular