spot_img
18.7 C
Bogota
martes, mayo 28, 2024
spot_img

La UE aprueba la primera Ley de Inteligencia Artificial: Implicaciones en la Ciberseguridad

La Unión Europea ha dado un paso monumental en la regulación de la Inteligencia Artificial (IA) con la aprobación de su nueva Ley de IA por el Parlamento Europeo. Este hito legislativo marca un precedente global en la regulación de la IA, especialmente en lo que respecta a la ciberseguridad, y establece un marco sin precedentes que redefine el desarrollo tecnológico a nivel mundial.

 

Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), un destacado proveedor de soluciones de ciberseguridad en la nube basadas en IA, ha subrayado la importancia de esta nueva legislación en materia de ciberseguridad. Peter Sandkuijl, vicepresidente del departamento de ingeniería de EMEA de Check Point Software, enfatizó que esta ley aborda el riesgo potencial que la IA puede introducir y busca mitigar el peligro de que sus aplicaciones violen los Derechos Humanos o perpetúen los prejuicios.

 

“Esta ley es un hito mundial que intenta abordar el riesgo que puede introducir la IA y mitigar el peligro de que sus aplicaciones vulneren los Derechos Humanos o perpetúen los prejuicios. Tanto si se trata de escaneo de un currículum con sesgo de género, como de vigilancia omnipresente en el espacio público con cámaras impulsadas por IA, o de análisis invasivos de datos médicos que afectan a un seguro de salud, esta Ley de IA de la UE pretende establecer límites claros para su despliegue”, señaló Sandkuijl.

 

La legislación, creada con base en un acuerdo temporal el pasado mes de diciembre, tiene como principales objetivos garantizar la seguridad y los derechos de los ciudadanos de la UE, así como promover la inversión y la innovación en IA. Algunos aspectos destacados de esta ley en relación con la ciberseguridad son los siguientes:

 

Directrices de desarrollo y despliegue más estrictas: Los desarrolladores e implantadores de IA deberán seguir directrices estrictas para

garantizar que los sistemas de IA se desarrollen pensando en la seguridad desde el principio. Esto implica incorporar medidas de ciberseguridad desde el diseño, centrarse en prácticas de codificación seguras y asegurar la resistencia de los sistemas de IA ante posibles ataques.

 

  1. Responsabilidad en incidentes de seguridad: La ley incluirá disposiciones para responsabilizar a las empresas por brechas de seguridad relacionadas con sistemas de IA. Esto requerirá protocolos de respuesta ante incidentes más rigurosos y mecanismos avanzados para detectar y reaccionar ante amenazas de ciberseguridad.

 

  1. Prevención del uso malintencionado de la IA: La legislación busca evitar el uso de la IA con fines malintencionados, como la creación de deepfakes o la automatización de ciberataques. Regulando ciertos usos de la IA, contribuye a reducir el riesgo de que se utilice como herramienta en ciberguerra y cibercrimen.

 

  1. Mitigación de sesgos y discriminación: La ley aborda los riesgos de sesgo y discriminación en los sistemas de IA, lo que indirectamente beneficia a la ciberseguridad. Garantizar que los sistemas de IA se entrenen con conjuntos de datos diversos y representativos puede reducir el riesgo de ataques que exploten decisiones sesgadas.

 

  1. Mayor transparencia: Se exigirá una mayor transparencia en las operaciones de IA, especialmente para aquellas consideradas de alto riesgo. Esto implica una divulgación más detallada de los datos utilizados para entrenar los sistemas de IA, así como de los procesos de toma de decisiones y las medidas de seguridad implementadas.

 

  1. Auditorías de certificación y conformidad: Los sistemas de IA de alto riesgo deberán someterse a rigurosas pruebas y certificaciones para garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad de la UE, incluida la ciberseguridad. Las auditorías de conformidad garantizarán que los sistemas de IA mantengan estos estándares a lo largo de su ciclo de vida.

 

“La transparencia se considera un principio básico del planteamiento de la UE, especialmente en lo que respecta a la IA generativa. Al exigir transparencia en el proceso de formación de la IA, esta legislación pretende sacar a la luz posibles sesgos y errores cometidos por la IA antes de que se acepten como verdad”, afirmó Sandkuijl.

 

En resumen, la aprobación de esta ley marca un avance significativo en la regulación de la IA a nivel mundial, especialmente en lo que respecta a la ciberseguridad. Al establecer directrices más estrictas, fomentar la responsabilidad, prevenir el uso malintencionado y promover la transparencia y la conformidad, la UE está sentando las bases para un uso más seguro y ético de la IA en beneficio de la sociedad.

Artículos Similares

Most Popular