spot_img
9.7 C
Bogota
lunes, abril 15, 2024
spot_img

Empresas B: Impulsores de una Economía Sostenible en Colombia

En un mundo donde la urgencia por transformar el paradigma económico se vuelve cada vez más imperante, las Empresas B emergen como un faro de esperanza en la búsqueda de una economía más inclusiva, equitativa y regenerativa. Según datos proporcionados por Sistema B, en Latinoamérica, cerca de 1.200 empresas abrazan este movimiento, siendo Colombia uno de los líderes regionales con más compañías vinculadas a esta comunidad, solo detrás de Brasil, Chile y Argentina.

 

En Colombia, estas organizaciones no solo aportan alrededor del 1 % al PIB nacional, sino que también generan más de 30.000 empleos. María Camila López, directora de sostenibilidad de Juan Valdez, señala que “las Empresas B constituyen un movimiento global que está transformando la forma de hacer negocios a través de modelos de triple impacto. Por eso, redefinir el sentido de la economía y poner sobre la mesa el bienestar de las comunidades y los impactos positivos medioambientales, debe ser el propósito del sector privado y público de cara al futuro”.

 

Sin embargo, a pesar de los avances, las empresas en Colombia enfrentan una serie de retos cruciales para consolidar su sostenibilidad en el tiempo. López destaca cinco desafíos principales:

 

  1. Contaminación y Economía Circular: El modelo de producción lineal actual, caracterizado por extraer, consumir y desechar recursos, está exacerbando la crisis de contaminación a nivel global. Se estima que solo el 14% de los residuos reciclables se reciclan en el mundo. Para abordar este desafío, las empresas deben adoptar un enfoque de economía circular, donde los materiales se reutilicen en múltiples ciclos productivos, evitando así su acumulación en vertederos y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

  1. Cambio Climático: El calentamiento global es una amenaza urgente que requiere acciones contundentes. La ONU ha establecido la meta de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 ºC para evitar consecuencias catastróficas. Las empresas deben tomar medidas para reducir su huella de carbono y adaptarse a los impactos del cambio climático.

 

  1. Trazabilidad en las Cadenas de Abastecimiento: La mayoría de los impactos ambientales y sociales de una empresa ocurren en su cadena de suministro. Es fundamental garantizar la trazabilidad y transparencia en estas cadenas para identificar y mitigar posibles riesgos, como la contaminación, el trabajo infantil y la corrupción.

 

  1. Globalización y Regulación: En un mundo cada vez más interconectado, las empresas enfrentan desafíos y oportunidades en un contexto de regulaciones regionales y globales. Es crucial cumplir con las normativas emergentes y asegurar la competitividad de los negocios mientras se promueven prácticas sostenibles.

 

  1. Desafíos Sociales: Las empresas deben abordar las problemáticas sociales que afectan a sus grupos de interés, como la pobreza, la desigualdad de género y la exclusión social. En Colombia, la pobreza afecta de manera desproporcionada a las mujeres, especialmente en áreas rurales, donde enfrentan barreras adicionales para acceder a la educación y al empleo.

 

En conclusión, las Empresas B están liderando el camino hacia una economía más justa y sostenible en Colombia. Sin embargo, para superar los desafíos actuales, se necesita un compromiso colectivo tanto del sector privado como del público para impulsar cambios significativos y duraderos.

 

Artículos Similares

Most Popular