spot_img
9.7 C
Bogota
lunes, abril 15, 2024
spot_img

El ayuno intermitente no es recomendable para niños y adolescentes: expertos advierten sobre sus riesgos

El ayuno intermitente, una práctica en la que se abstiene de consumir alimentos y bebidas durante ciertos periodos, ha ganado popularidad en los últimos años como un método para mejorar la salud. Sin embargo, en el caso de niños y adolescentes, no se recomienda su aplicación, aquí le explicamos por qué.

 

El ayuno intermitente, aunque promovido en plataformas como TikTok, no es adecuado para el desarrollo y bienestar de los más jóvenes. Según los expertos, esta práctica puede alterar los patrones alimenticios en una etapa crucial de crecimiento y desarrollo, lo que puede generar efectos adversos en la salud a largo plazo.

 

La nutricionista Alicia Cleves, adscrita a Colsanitas, advierte que el ayuno intermitente no proporciona los nutrientes necesarios para el crecimiento biológico, físico y mental de los niños y adolescentes. Es esencial que en estas etapas de la vida se mantenga una alimentación balanceada y regular, con la ingesta de cinco comidas al día distribuidas en intervalos de tres horas.

 

Aquí hay algunos consejos para ayudar a los padres y cuidadores a promover hábitos alimenticios saludables en los niños y adolescentes:

 

  • Educación nutricional: Enseñe a los niños sobre la importancia de una alimentación balanceada y variada. Explique cómo diferentes alimentos afectan su salud y bienestar.

 

  • Modelar comportamientos: Los niños aprenden observando a los adultos. Modelar hábitos alimenticios saludables en casa puede influir positivamente en las elecciones alimenticias de los niños.

 

  • Planificación de comidas: Planificar comidas equilibradas con anticipación puede ayudar a garantizar que los niños reciban todos los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable.

 

  • Involucrar a los niños en la cocina: Permita que los niños participen en la preparación de comidas. Esto puede aumentar su interés en los alimentos saludables y fomentar hábitos alimenticios positivos.

 

  • Fomentar la hidratación: Asegúrese de que los niños estén bien hidratados durante todo el día, preferiblemente con agua. Limitar las bebidas azucaradas y los jugos artificiales puede ayudar a mantener un equilibrio saludable.

 

  • Evitar etiquetas y restricciones alimentarias: En lugar de etiquetar alimentos como “buenos” o “malos”, enseñe a los niños sobre la moderación y el equilibrio en su dieta.

 

  • Consultar a un profesional de la salud: Si tiene inquietudes sobre la alimentación de su hijo o adolescente, no dude en consultar a un nutricionista pediátrico. Ellos pueden proporcionar orientación personalizada y específica para su situación.

 

Si bien existen circunstancias excepcionales en las que el ayuno puede ser necesario, como en ayunos preoperatorios o previos a la anestesia, se deben seguir pautas específicas y limitar el tiempo de ayuno a aproximadamente cinco horas.

 

El impacto del ayuno intermitente en el desarrollo infantil y adolescente puede ser significativo. La doctora Cleves enfatiza en que “la falta de una nutrición adecuada puede conducir a desórdenes alimenticios, episodios de cansancio, ansiedad e incluso afectar el crecimiento muscular, cerebral y de otros órganos”.

Artículos Similares

Most Popular