spot_img
19.7 C
Bogota
lunes, mayo 20, 2024
spot_img

Alianza entre UNICEF, Fundación Baxter Internacional y Fundación Halü mejora acceso al agua en La Guajira

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en colaboración con la Fundación Baxter Internacional y la Fundación Halü, ha presentado los resultados del proyecto Ayana’ajirawa en comunidades locales y representantes gubernamentales de La Guajira. Este proyecto, que lleva tres años en marcha, se ha dedicado a mejorar el acceso al agua, saneamiento e higiene para niños, niñas, adolescentes y familias en zonas rurales y periurbanas de esta región colombiana.

 

Con una inversión de $1.5 millones de dólares por parte de la Fundación Baxter Internacional, Ayana’ajirawa ha impactado a 18.018 personas, de las cuales 6.810 son niños, niñas y adolescentes. Esto incluye a comunidades indígenas Wayúu, migrantes venezolanos y población de acogida en los municipios de Manaure, Uribia y Maicao.

 

“Las necesidades sociales y ambientales de La Guajira son algo que no podemos ignorar. Es por esto que contribuir a la mejora de las condiciones de vida en el territorio de manera sostenible nos motiva para trabajar por el acceso a fuentes de agua tratada en el país. Ayana’ajirawa es una iniciativa muy importante para nosotros; es la segunda mayor inversión de la Fundación Baxter a nivel mundial que muestra nuestro firme compromiso con la sostenibilidad y el impacto social en Colombia”, explicó Verónica Arroyave, directora ejecutiva de la Fundación Baxter Internacional.

 

Según datos del DANE, La Guajira cuenta con una población de 1.038.397 habitantes, casi la mitad de los cuales viven en contextos rurales. Un 43% de esta población, es decir, 448 mil guajiros, enfrentan limitaciones para acceder a servicios de agua, saneamiento e higiene de buena calidad y de manera continua.

 

En la zona de la Alta y Media Guajira, acceder al agua potable presenta desafíos debido a la escasez de lluvias, la erosión del suelo y la calidad deficiente de las aguas subterráneas. Esta situación se agrava por la falta de infraestructura adecuada para garantizar un suministro seguro y continuo de agua apta para el consumo humano y la carencia de modelos de gestión robustos que aseguren la sostenibilidad de las inversiones.

 

Resultados de la alianza

Durante estos tres últimos años, la alianza ha logrado importantes avances. Han acompañado el proceso de certificación de 34 comunidades que han implementado la construcción sostenible de letrinas autoconstruidas. Esta certificación se alcanza cuando todas las familias de una comunidad han construido y utilizado sus propios baños, así como los puntos de lavado de manos con agua y jabón.

 

Este logro se ha alcanzado gracias a un proceso de empoderamiento y cambio de comportamiento a nivel comunitario. Esto implica avanzar en la erradicación de la defecación al aire libre, reduciendo la contaminación del agua y, por consiguiente, la incidencia de enfermedades prevenibles como la diarrea aguda y las infecciones respiratorias, que pueden ser mortales para niños y niñas menores de cinco años.

 

De las comunidades certificadas, 32 están ubicadas en el municipio de Manaure y cuentan con 2.079 personas, incluyendo 431 niños y 418 niñas. Las otras dos comunidades se encuentran en el municipio de Maicao, con 114 beneficiarios, entre los cuales hay 23 niños y 25 niñas.

 

También se ha gestionado la construcción y rehabilitación de 15 sistemas de agua, cinco de ellos en entornos escolares, y se ha entregado 1.453 filtros de agua y 360 bidones en seis asentamientos. Esto ha permitido que aproximadamente 2.832 familias cuenten con acceso a agua limpia.

 

“Esta alianza es muy importante porque nos ha permitido desarrollar un programa integral que tiene en cuenta una visión holística de los derechos de la niñez a ambientes seguros y sanos. Además de proveer acceso a agua de calidad, el programa incorpora mejoras en las condiciones de saneamiento básico y la adopción de buenas prácticas de higiene gracias a un trabajo de empoderamiento comunitario en el que se facilitan los medios y recursos necesarios”, afirmó Valentín Estrada, oficial de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF Colombia.

 

Como parte del programa, UNICEF, la Fundación Baxter y la Fundación Halü apoyan a las autoridades departamentales para fortalecer las capacidades de los equipos técnicos en el diseño de iniciativas de agua, saneamiento e higiene, estructurando 14 proyectos que llegarán a más de 100.000 personas a través de financiamiento público.

 

“Los resultados del proyecto Ayana’ajirawa sobrepasaron las expectativas iniciales y esto es posible gracias a la suma de otros aliados y la catalización de recursos que amplían el alcance de la intervención, desde la calidad y la sostenibilidad”, añadió Estrada.

Artículos Similares

Most Popular